Consejos. ¿Eliges bien Tu Ropa Interior?

El doctor Rohlmann ha diseccionado los costes de una camiseta ‘replica’ promedio, que se vende por 80 euros, para concluir que los mayores beneficiados son los puntos de venta y los clubes, que a menudo son la misma entidad. El sector juvenil del club es el conjunto de equipos juveniles de la entidad «red» que participan principalmente en las diversas competiciones juveniles regionales y nacionales organizadas por La Asociación de Fútbol y en diferentes torneos internacionales en sus respectivas categorías. En la actualidad, en torno al 50% de los ingresos de los grandes clubes procede del departamento comercial (el otro 50% se lo reparten los derechos de TV y el ‘matchday’, casi a partes iguales), y su producto estrella son las camisetas oficiales del equipo. Adidas, «pero también por la piratería. Las pérdidas estimadas por las copias pirata las pagan los que compran producto original. Además, los fabricantes han recuperado las tramas para forzar a los chinos a que eleven sus costes, pero no parece que lo estén consiguiendo». Con rebajas en torno al 80% del precio, los fabricantes chinos han conseguido copias casi indistinguibles del producto auténtico. En resumidas cuentas: cada vez que alguien compra una camiseta, al fabricante le quedan 17 euros, al vendedor en torno a 30 y al club en torno a cinco, con la salvedad de que los equipos, además, firman contratos millonarios con los fabricantes por vestirles.

Tampoco es cierta la versión que filtran los fabricantes que asegura que el precio de las camisetas no ha subido, sino que solo se ha actualizado el precio por la inflación. A comienzos de este verano, la Autoridad de Competencia y Mercados británica (CMA, por sus siglas en inglés) advirtió al club escocés Glasgow Rangers y a la multinacional JD Sports de una próxima sanción porque descubrió que habían fijado ilegalmente los precios de las camisetas del equipo. Según se desprende de la investigación, el Rangers se comprometió a venderle las camisetas más baratas a cambio de que se ofrecieran al público al precio de la tienda oficial, evitando así las habituales rebajas del minorista. Las únicas condiciones para efectuar un saque de banda correctamente en futsal son tener el balón encima de la línea lateral y que esté completamente quieto. Actualizado el IPC, hablaríamos de 62 euros, 18 menos de lo que realmente cuesta en tiendas. En total, que una camiseta acabe en la tienda cuesta 17 euros, pero este no es el precio mayorista. Si prefieres la de Lewandowski, flamante fichaje del Barcelona, son 165 euros, lo mismo que cuesta la de Joao Félix en el Atlético de Madrid.

La gran pregunta es: ¿cuesta una camiseta lo que se paga por ella? Por último, le hacemos al exdirectivo la pregunta que todo aficionado tiene en mente: ¿son un timo las camisetas de fútbol? De modo que, a futuro, podemos esperar lo mismo que viene sucediendo en las últimas dos décadas: «Pronto llegaremos a los extremos de la NBA, donde muchos equipos estrenan equipaciones casi para cada partido. Creo que es la idea del PSG con Nike, aunque está por ver. Y, por supuesto, las camisetas serán cada vez más caras y sofisticadas; hasta que se frenen las ventas, y eso es algo que no parece que vaya a suceder pronto», dice el ex de Adidas. En nuestra oferta podrás encontrar camisetas, sudaderas, pantalones y muchos más productos como balones de las selecciones de equipos de fútbol a nivel mundial. Los eslóganes autorizados, los mensajes y las imágenes deberán aparecer únicamente en el frontal de la camiseta o en el brazalete. Tanto la camiseta «txuri urdina» como la de visitante tienen un descuento del 10% para los afiliados realtzales. Como ahora el público no es sólo el aficionado que quiere la camiseta oficial de la primera equipación de la selección, la estetización de la propuesta se ha llevado hasta el detalle también en segundas equipaciones, camisetas de entrenamiento, chándales y cortavientos.

Si usted amó este poste y usted ciertamente como para recibir detalles adicionales referente futboloo.com amablemente visita el Web page.